Aprende a planificar para un estudio eficaz. Como estudiar




Muchas veces sucede que nos vemos sobrepasados por las tareas que debemos realizar, entonces entramos en pánico y, viendo perdido el rumbo, nos bloqueamos sin saber por dónde empezar. Por ello es primordial que sepas que, antes de emprender cualquier tarea es importante trazar un camino a seguir. Organizar tus actividades es imprescindible para cumplir eficazmente tus metas propuestas.

Una buena manera de abordar tus actividades es organizarlas en bloques de tiempo. Para ello es necesario establecer algunas reglas claves que debes respetar si  lo que quieres es rendir efectivamente.

La primera regla tiene mucho que ver con conocerte a ti mismo y aprender a respetar tus fortalezas y tus limitaciones. Nada de fantasías -no eres un superhéroe-, establece con realismo cuántas y cuáles actividades eres capaz de abordar en cada bloque de tiempo. Recuerda que no puedes pretender hacerlo todo de una vez, engañándote a ti mismo sólo conseguirás entorpecer tu avance.

La segunda regla se trata de agrupar las actividades similares en un mismo bloque. Por ejemplo: si vas a realizar un trabajo de investigación, lo correcto es destinar un periodo de tiempo exclusivamente para recopilar las fuentes necesarias, otro para extraer la información más útil y otro para desarrollar la temática. De esta manera lograrás focalizarte y tendrás un avance progresivo.

Una tercera regla, que va de la mano con el conocimiento de ti mismo, es identificar cuándo eres más productivo, es decir, en qué momentos del día tienes mayor capacidad de concentración y puedes trabajar mejor y más rápido, en palabras simples: cuándo te resulta más fácil dedicarte a realizar una tarea. Saber esto es básico para que planifiques tus actividades de manera eficaz.

Finalmente, planificar tus actividades te ayudará a organizarte mejor, te creará una rutina cotidiana de estudio y te permitirá sacar el máximo provecho a tus capacidades y al tiempo que dispones.

1 comentario: