Como estudiar en casa. Consejos

Hoy vamos a abordar un tema que para muchos puede resultar obvio o una cuestión que no precisa de mucho planteamiento, pero quizá después de leer las líneas que siguen muchos de vosotros aprendáis algunas claves que os pueden resultar útiles en un futuro, a la hora de decidir sacar libros y apuntes y poneros a estudiar en vuestra propia casa.



En primer lugar, la ergonomía, es decir, el diseño de vuestro lugar de estudio, va a sumar un papel muy importante tanto en vuestra concentración como en vuestra adaptación a la materia que estéis estudiando, un lugar de estudio en casa adecuado puede facilitaros mucho vuestro esfuerzo, por tanto será necesario disponer de:
  • Un escritorio o mesa a una altura adecuada para poder estudiar, lo idóneo es que no                           quede demasiado alta ni demasiado baja, sino un poco por debajo de la altura del pecho.
  • Una silla adecuada a vuestras características, lo ideal es que vuestra espalda se mantenga en una postura correcta y sin tenerla que curvar.
También será vital que en vuestro espacio de estudio se mantenga un silencio adecuado, ya que os resultará imposible concentraros y mantener el hilo de lo que estáis estudiando sin el debido silencio y tranquilidad, la única alteración del silencio que puede resultar adecuada es la de vuestras propias palabras repasando en vuestra cabeza la lección.

Otro aspecto relevante es disponer de todo aquello que consideres necesario para llevar a cabo tu tiempo de estudio en casa antes de ponerte a estudiar, por ejemplo, si estas estudiando química será muy importante tener a mano la tabla periódica desde el inicio, así evitamos distracciones. Mantener el móvil en silencio, así como otras medidas que consideréis adecuadas para no distraeros  no estarán de más.

Subrayar lo importante, ayudarte de buenos esquemas y resúmenes hechos por ti mismo también te facilitará el tiempo de estudio invertido, ya que mientras los realizas estarás poniendo una gran atención en el temario a la vez que estudias y esos esquemas te pueden llegar a ser mas útiles que el propio libro de texto si los realizas correctamente.

Dependiendo de las materias que estemos estudiando podemos hacer maratón de ejercicios que nos servirán como estudio o repaso en el caso de una asignatura de números. Por otro lado, si estamos  preparando exámenes de letras, repasar para nosotros mismos aquellos conceptos importantes con nuestras propias palabras nos ayudará a entenderlo mejor y muy probablemente con ese método días después de haber acabado el examen todavía tendremos frescos los conceptos estudiados en nuestra cabeza, ya que los habréis digerido y entendido, que en definitiva es lo que debería ser más importante.

Hago hincapié en que es vital haber descansado correctamente antes de dedicarse a una jornada intensiva de estudio.

Y para acabar, quiero añadir un último consejo, y es que no resulta positivo intentar estudiar en el último momento, lo que no se ha preparado con el suficiente tiempo previo, hacer eso nos va a trastocar lo estudiado anteriormente, puede que confundamos conceptos que pensábamos haber asimilado correctamente y mas que avanzar, de este modo retrocederemos, por otro lado lo estudiado deprisa y corriendo no permanecerá mas de unos pocos minutos en vuestra cabeza con suerte.

1 comentario:

  1. esos consejos suenan bien; haber q tal va... :)

    ResponderEliminar