La organización como método de estudio

Como técnica de estudio ya hemos visto que el repaso no es el mejor método para plantear nuestra estrategia cara a los exámenes,lo cual no quita que a su vez puede complementarse con otras formas más depuradas que nos permitan afianzar el conocimiento. Es el caso de la organización, un método que utilizamos siempre de forma inconsciente, incluso en el estudio. Más allá su mayor uso es en la vida cotidiana, donde podemos recordar miles de datos sin haber realizado un ejercicio previo mientras material de nuestra carrera o idioma se vuelve insostenible.



En la organización la clave es relacionar un determinado elemento con otro, haciendo que sea mucho más fácil recordar ambos con solo ver uno de ellos. Dotamos de estructura a un material que en un principio no la tiene, lo que hace que sea mucho más fácil de acceder a la memoria. Un ejemplo muy sencillo es el de un número de teléfono, utilizando números al azar: 2672176.

Si intentamos aprenderlo de esta forma será un dato aislado, en el que seguramente nos quedemos solo con los primeros números. De uno en uno tampoco es buena estrategia ya que multiplicamos los datos a recordar. ¿Cómo funcionamos? 267 21 76. Solo con verlo ya lo habréis pronunciado mentalmente junto, y si hacéis memoria descubriréis que los teléfonos que sabéis la mayoría funcionan del mismo modo. Esto se explica por el mágico número 7 más menos 2, que a pesar de su nombre es una de las teorías más refutadas en los estudios de memoria: nuestra capacidad de tener datos aislados oscila en esa cantidad.

Si agrupamos los diferentes datos podremos memorizar mayor cantidad, funcionando tanto con material de estudio como con datos de todo tipo. Si nos fijamos en la mayoría de materias de estudio siempre hay una gran cantidad de tablas a memorizar, y es porque estas tablas permiten la organización. Si sabemos que en dicha tabla hay 4 elementos será muy difícil que confundamos datos de otras tablas, ya que como mínimo nos sonará que no pertenecen a esa. 

Esos 4 elementos definidos fuera de la tabla serían mucho más complicados, y es aquí donde nosotros mismos podemos organizar el material. Por eso es tan importante tener nuestros propios apuntes, ya que estaremos organizando el material asociándolo entre sí, con definiciones personales y enlazando lo que consideramos importante.

Y una gran ventaja: la organización mejora enormemente la eficacia del repaso. No solo nos ayudará a estructurar la materia a estudiar, tendremos claro lo que entra y lo que no en cada parte que repasemos, haciendo nuestros propios bloques mentales. 

2 comentarios:

  1. No entiendo "Esto se explica por el mágico número 7 más menos 2"

    ResponderEliminar
  2. La cantidad de datos a retener en la memoria temporal oscila entre 5 y 9.

    ResponderEliminar