Aprender a controlar los rituales que hacemos en las bibliotecas


Cuando vamos a la biblioteca con el paso del tiempo ajustamos nuestro comportamiento a una rutina que solo consigue hacernos perder tiempo de estudio. Mientras los primeros días comenzamos estudiando con todas nuestras energías, a medida que nos acostumbramos a ir podemos correr el riesgo de introducir conductas que en un principio son excepciones para desconectar del estudio o centrarnos mejor en él para acabar siendo obligatorias de realizar, aunque no nos demos cuenta de ello.


Algunas de las conductas más típicas son:


-Tomar un café
-Charlar con amigos
-Coger el periódico y 'solo ojearlo'
-Salir '5' minutos a despejarse
-Mirar el móvil en intervalos cada vez más pequeños, por si acaso
-Usar el ordenador portátil para mirar correos, redes sociales...

Son solo ejemplos de lo que solemos hacer cuando acudimos a la biblioteca por un largo periodo sin haber consolidado el hábito de estudio. Todas estas conductas se resumen en hacer un descanso pero, ¿hasta qué punto es realmente necesario ese añadido al descanso? ¿Lo tenemos realmente bien controlado? La clave es registrar el tiempo de estudio de forma rigurosa. Si entramos a la biblioteca a las 16:00 y salimos a las 20:00 podemos decir que hemos estado cuatro horas estudiando (o toda la tarde, como gustan algunos) pero si luego comprobamos nuestro registro y empezamos a quitar minutos de un sitio y de otro descubriremos que en tiempo real  nuestro estudio ha sido mucho memos que esas supuestas cuatro horas.

 Una vez tengamos el registro o al menos una idea aproximada deberemos limitar esas conductas. Si primero empezamos con un café a las 16:00 podemos ponérnoslo a las 15:50, llegando un poco antes a la biblioteca. El periódico en vez de tenerlo a nuestro lado podemos guardarlo en la mochila, evitando la tentación de mirarlo y de paso quitándonos la idea de la cabeza. Todas las conductas pueden ser evitadas si nos empeñamos, reduciendo los descansos al mínimo. Descansar es fundamental pero debe ser correspondiente al estudio que estamos realizando, ya que si no solo estaremos perdiendo el tiempo en la biblioteca y engañándonos a nosotros mismos pensando que hemos estudiado muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario