TICs en las aulas

Aunque poco a poco nos vamos acostumbrando más al término TIC (Tecnologías de la información y la comunicación), lo cierto es que aún estamos muy lejos de tenerlo asimilado en las escuelas. Algunos consideran que solo hace falta incorporar medios tecnológicos en los colegios para lograr el objetivo que desde hace años nos hemos marcado.



Sin embargo, esa solo es la punta del iceberg, ya que para que las TIC sean beneficiosas para las escuelas, es necesario determinar cómo se va a llevar a cabo el aprendizaje con tecnologías digitales. Hablamos de metodologías, modelos pedagógicos y todo un entorno que haga útil la tecnología en el aula.


Existen muchas líneas de investigación que tratan estos temas en diferentes ramas de las ciencias, como son la Pedagogía, la Psicología y las ciencias de la información. Todas ellas hablan de la necesidad de establecer un contacto más íntimo entre los investigadores tecnológicos y el profesorado, para alcanzar una mejora evidente en los resultados del aprendizaje.

Son objetivos muy ambiciosos, que aún están en una fase inicial y que necesitan tiempo y dotaciones económicas importantes para terminar de gestarse. En el ámbito universitario ya se están viendo los primeros resultados que dan pie a la esperanza. Sobre todo en aquellos centros de alto rendimiento que están abiertos a dejar atrás viejos esquemas en cuanto un tipo de enseñanza muy estructurado, para dar lugar a una enseñanza más personalizada y específica para cada alumno. Todas las personas tenemos diferentes aptitudes y necesidades.

Hasta ahora, ha sido muy complicado hacer un seguimiento exhaustivo de cada alumno en un centro educativo. No es posible tener un profesor por alumno, pero sí tener un seguimiento en el que intervenga algún tipo de tecnología que se adapte a cada persona. Este es el campo en el que más avances ha habido en los últimos años y, posiblemente, el campo en el que más avances veremos en los venideros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario