TICs en las aulas

Aunque poco a poco nos vamos acostumbrando más al término TIC (Tecnologías de la información y la comunicación), lo cierto es que aún estamos muy lejos de tenerlo asimilado en las escuelas. Algunos consideran que solo hace falta incorporar medios tecnológicos en los colegios para lograr el objetivo que desde hace años nos hemos marcado.



Sin embargo, esa solo es la punta del iceberg, ya que para que las TIC sean beneficiosas para las escuelas, es necesario determinar cómo se va a llevar a cabo el aprendizaje con tecnologías digitales. Hablamos de metodologías, modelos pedagógicos y todo un entorno que haga útil la tecnología en el aula.

Apuntes sobre la pedagogía en el siglo XXI

El lograr avanzar en aras de obtener mejores resultados pedagógicos, es una de las principales preocupaciones de los educadores, por ese motivo, en el siglo XXI se han venido presentando una serie de alternativas o de modelos pedagógicos que apuntan a ese tipo de metas.



Veamos entonces algunas de las líneas o de las propuestas de la pedagogía en el siglo XXI:
  • El aprendizaje invisible de John Moravec, el postulado central de este académico consiste en que para una generación que ha crecido en medio de lo que se conoce como la sociedad digital, los dispositivos tecnológicos ya no son un fin en sí mismo, son un medio. En otras palabras, Moravec indica que la tecnología se vive y asume con naturalidad, por lo que el reto consiste en cimentar bases estratégicas pedagógicas para reinterpretar el uso de la tecnología.

Tecnología que cambia el paradigma de la educación

La educación es un tema que siempre ha tenido suma importancia, y más aún en estos últimos años que a medida que la tecnología ha avanzado, también se ha combinado como herramienta para permitir que los estudiantes alcancen el conocimiento que necesitan.



Sin embargo, existe un tema que ha tomado mucha importancia en el mundo de la educación, y justamente de ello vamos a hablar en este artículo. Se trata de "Lo que la tecnología no puede enseñar".

En concreto, la idea surge básicamente de cómo los docentes están impartiendo actualmente el conocimiento a los estudiantes. Es decir, siguen el mismo patrón de enseñanza de hace años.

Pizarras digitales y iPAD

Las pizarras digitales han llegado para quedarse. Al menos así parece por la gran cantidad de soluciones que comenzamos a encontrar en el mercado.

Sin embargo, no todas ellas requieren de grandes inversiones para adquirir una pizarra de tamaño grande que sustituya a nuestra pizarra tradicional.


Este es el caso de SMART Notebook, un software de pantalla digital que el profesor podrá utilizar desde su propio ordenador para mostrar a los dispositivos de los alumnos las lecciones, el material pedagógico, los cuestionarios y cualquier otra ayuda al aprendizaje que se le ocurra al formador.

Sin embargo, su uso en un ordenador tradicional tiene algunas limitaciones, ya que los portátiles no suelen estar preparados para un uso táctil, por lo que generan problemas a la hora de incluir anotaciones, dibujos, esquemas, llaves o, simplemente para subrayar o redondear un concepto clave.

Videos interactivos para el aprendizaje

A día de hoy ya se han incorporado los recursos multimedia a la educación en casi todos los ámbitos.

De hecho, en la red podremos encontrar videotutoriales de muy diversos temas, en los que un tutor imparte una clase magistral que podremos ver una y otra vez hasta comprender completamente la lección que se nos enseña.



Sin embargo, una tarea pendiente es la de incluir recursos interactivos que nos permitan hacer algo más que presenciar clases en formato multimedia.

Algo que se está demandando, cada día con más frecuencia, es el incluir recursos interactivos que cambien el enfoque del modelo educativo de uno meramente pasivo a un enfoque activo, en el que el alumno pueda aprender haciendo y no solo viendo.